¿Cuántos de nosotros nos hemos propuesto objetivos el 1 de enero que después no se han cumplido? Eso no eran objetivos, eran deseos! Hoy os traemos la metodología SMART para ayudaros tanto a nivel empresarial como personal a crear objetivos medibles y que os servirán de guía para poder ver el crecimiento que lleváis de una forma más clara.

“Un objetivo sin un plan es simplemente un deseo.”

definir-objetivos-y-tareas-SMART-blog

¿Qué es SMART?

SMART es el acrónimo de cinco puntos esenciales para elaborar una tarea o objetivo y ponerlo en acción.

Este método, nos ayuda a descomponer nuestras historias de usuario en tareas y evaluar si han sido definidas correctamente. A parte de usarse en equipos de desarrollo, también se pone en práctica en nuestro equipo de marketing para plantearnos estrategias realistas y definir con mayor precisión nuestras metas.

1

S de Specific (Específico)

Una tarea debe ser lo suficientemente específica para que todo el equipo pueda entenderla y tener el foco en ella.
2

M de Medible

Una tarea ser determinada por unas métricas para cumplir con el objetivo. Esto hace que la meta sea más tangible y se pueda medir el progreso.
3

A de Alcanzable

Una tarea debe tener un objetivo alcanzable y ajustarse a la realidad y madurez del equipo. De esta forma se marcarán unas metas desafiantes pero con expectativas realistas.
4

R de Relevante

Cada tarea debe ser relevante y estar alineada con los objetivos de la empresa o cliente.
5

T de Timely (A tiempo)

Es imprescindible proporcionar una fecha límite para la entrega de dicha tarea y que se pueda lograr dentro de ese período de tiempo. Si el objetivo fuese a largo plazo, es útil definir qué se debe lograr a la mitad del proceso.